Voluntarios

13 may. 2009



“Recuperar cientos de cuerpos era como recoger hojas secas en la playa; era espantoso, Sin embargo, a pesar de nuestro propio sufrimiento, éramos capaces de ayudar; trabajabar sin aflojar el ritmo. Esto es algo que realmente siempre significará mucho para mi. No hay duda de que voy a continuar siendo voluntario de la Cruz Roja, con o sin desastre.”

Suherman, de 18 años, voluntario, cruz roja de indonesia

“Ya teníamos una huerta antes del tsunami , pero gracias a la ayuda de la Cruz Roja, nos hemos motivado todavía más para cultivar verduras y frutas y nos mantenemos informados sobre como hacer nuestros abonos sus ventajas medioambientales. Hoy podemos comer diariamente frutas y hortalizas Y a veces, hasta podemos dar nuestros excedentes de producción a nuestros vecinos cuyas huertas son más pequeñas.”

Nilanthi, victima del tsunami, indonesia

"Al principio no estábamos demasiado preocupados, pero después llovió sin cesar durante dos días. Nuestro cercado de ganado se inundó de agua y después también mi vivienda. Nos despertamos en plena noche y vimos que el nivel del agua estaba subiendo. Empecé a gritar e intenté salvar lo que podía. Pero perdimos la ropa, los libros de la escuela y casi todo. No sé que va a ser de nosotros"

Helvy, Victima de inundaciones en Namibia

hemos distribuimos tabletas potabilizadoras, bidones y mosquiteros, hemos prestado primeros auxilios y ayudamos además a establecer comités de vecinos para abordar los problemas de seguridad y salud en el campamento.

Mulinda, voluntaria, Cruz roja de Namibia

“nunca antes había recibido un regalo”
Antonio rodríguez, 8 años, España

Tengo muchos recuerdos, bastantes de ellos muy buenos, pero si tengo que hablar de uno, hablaré de una noche de reyes en la que con varios compañeros de Cruz Roja Juventud nos fuimos a repartir regalos de la Campaña de Recogida de Juguetes, a las casas, y solo ver la cara de los niños al despertarse y vernos... eso no lo puedo olvidar.

Manuel san segundo, voluntario cruz roja de España

“Lo hemos perdido todo”
Victima del terremoto de ciudad de L’Aquila, Italia

“la Cruz Roja Internacional instaló dos campamentos más en las vecinas aldeas de San Grigorio y Paganica. Lamentablemente, algunas aldeas remotas que han sufrido este terremoto no son de fácil acceso, pero confiamos en poder llegar a ellas mañana. Lo más importante ahora es dar cobijo, alimentos y agua a quienes lo han perdido todo.”

Tommaso Della Longa, cruz roja italiana

“por tratar a una persona herida en el conflicto armado, una de las partes me acusó de pertenecer a la resistencia . A pesar de mis esfuerzos para explicar la naturaleza de nuestra labor, los principios e imparcialidad de la Cruz Roja, así como la misión humanitaria de la Cruz Roja Indonesia, me metieron en la cárcel.Incluso la muerte de mi marido no me impidió seguir ayudando a cualquiera que resultara herido en los enfrentamientos, independientemente de a qué parte perteneciera. La Cruz Roja se ha convertido en mi filosofía de vida. Respondo espontáneamente a desastres y emergencias.”

Athinas voluntaria,cruz roja indonesia

Estos, son solo algunos ejemplos...

3 Comments:

eco said...

En euskadi tenemos muchísimas coss bellas. Entre ellas hoy viene a juego cantar las veredas. Los vecinos de cada pueblo invitados por el alcalde se juntan para arreglar, adornar,,,etc las cosas comunes del pueblo; fiestas , caminos, actos sociales...

Barbara said...

Yo tengo tantos hermanos, que no los puedo contar, en el vale, en la montaña, en la calle y en el mar. Cada cual con sus trabajos, con sus sueños cada cual, con la speranza adelante, con los recuerdos de tráz....
Y aí seguimos cantando, curtidos de soledad....
Y uma hermana muy hermosa...que se llama libertad....(Mercedes Sosa)
Penso que a liberdade maior é a de escolher estar entre irmãos. No mundo.
Congratulações a Cruz Vermelha.

Paqui said...

Bonito homenaje el que haces a los voluntarios de la Cruz Roja, felicidades a todos y demás voluntarios que se prestan a ayudar a los más débiles e indefensos.
Un beso