Hoy Somalia, mañana Irak ¿y después?

19 abr. 2009


Esta mañana al abrir el diario me encontré con una foto de Hugo Chávez con Obama, una noticia sobre piratas y la más preocupante: El parlamento somalí declaró a ese país como oficialmente islámico.
Aparentemente es un movimiento del gobierno para contestar las acusaciones de los rebeldes que los acusaban de no ser lo suficientemente 'islámicos'. Evidentemente hay presiones externas que conllevan grandes cantidades de dinero, seguramente de países como Arabia Saudita. Somalia es evidentemente un país en donde la pobreza extrema es apabullante y desgraciadamente resulta relativamente fácil ejercer presión por medio de recursos económicos.
Lo angustiante es que los Estados abiertamente confesionales son siempre un peligro para la libertad de todos aquellos que no comulguen con la línea ideológica-religiosa dictada desde el seno del poder.
Ningún estado islámico es ejemplo de tolerancia ni convivencia, ni al exterior ni al interior, y desafortunadamente son generalmente fuente de contagio para otros países. Sabemos que los sauditas tienen una política muy agresiva en lo que se refiere a la expansión islámica de corte sunita, así como los iraníes hacen lo propio del lado chiita. Son países con fortaleza económica, que proviene principalemente de la venta del petróleo.
El problema como podemos suponer no es realmente la religión, sino la proyección política y estratégica que se le da y que pone en riesgo los derechos humanos más básicos, como la libertad de expresión, de creencias y de asociación.
El mundo no necesita más Estados autoritarios ni fanáticos, sea cual sea el color de la bandera que porten.

6 Comments:

Troba said...

Al igual que los estados que se declaran capitalistas, que es la peor de las religiones.

saludos.

P Vázquez "ORIENTADOR" said...

Todas las religiones son malas en cuanto se salen del ámbito de lo privado. Pero lo peor de todo es que te la quieran imponer como si les fuera algo en ello. ¿Quieren la salvación de la humanidad o la perdición del hombre... su libertad?

mj said...

Se interpreta muy mal "la palabra" religión, nadie piensa en ella con un criterio justo y se hacen atrocidades a través de ella...
Lo peor que podemos hacer contra nuestra libertad de pensamiento y de expresión es colocarnos etiquetas, o tratar de conceptualizar algo que poco entendemos como puede ser el llevar una vida interior...
Y es cierto, hay mucha manipulación desde los Estados autoritarios y los fanáticos y es lo que menos necesitamos...
Buen post Sharif
Un saludo
mj

GINEBRA said...

Los Estados confesionales son dictaduras religiosas que violan sistemáticamente los derechos de los individuos, sobre todo de las mujeres y estoy muy de acuerdo contigo: NO NECESITAMOS más estados autoritarios y fanáticos sea cual sea el color de la bandera que porten y tampoco Estados autoritarios políticos. Los derechos básicos están por encima de los regímenes políticos, sean del tipo que sean. Sólo las democracias consolidan más o menos o garantizan el cumplimiento de éstos (y dejan mucho que desear la mayoría). Muchos besos Sharif y compañía.

Abril_de_otoño said...

las religiones han lleago a ser un gran problema no? personalmente no me gustan, soy creyente pero desde mi lugar nada mas,,,,,, prefiero mi libertad , sin ponerle nombre a mi camino. solo metas.....


muy buen post.


besos

abril.

Gizela said...

La religión es el opio del pueblo.
Ya ni recuerdo quien dijo esa frase de lo vieja que es.
Pero lamentablemente,sigue más vigente que nunca.
Buen post.
Abrazos.
Gizz