Donde hay transgénicos no crecen las amapolas.

24 abr. 2009

Os traigo este artículo que lei en Blog responsable y que me pareció interesante.

Por F. Xavier Agulló
Alemania ha prohibido recientemente el maíz transgénico de Monsanto, como otra media docena de países de la Unión Europea. España es dentro de Europa el gran paraíso de Monsanto, y Catalunya y Aragón dentro de ella. No sé si es mucho el orgullo que podemos sentir por ello.

La política general al respecto de los alimentos transgénicos parece que sea que mientras no se demuestre que son dañinos, adelante. Lógicamente no es esa la política por la que optaron Alemania y otros tantos países, que prefieren la cautela, opción sin duda mucho más responsable.

Desde mi punto de vista me recuerda más a Frankenstein que a algo que alimente. En los años 60 todas las empresas tabaqueras tenían estudios en su poder que demostraba que el tabaco era cancerígeno. "El mundo" tardó dos décadas en saber la verdad. ¿No estaremos acaso ante lo mismo?

La intuición de la gente de la calle es a veces mucho más certera que la ciencia. En una ocasión en que impartía un curso de RSC, una alumna nos hizo notar como en Girona, una demarcación catalana "pionera" en cultivos transgénicos, ya no crecen casi amapolas en los campos... Y eso, pues no puede ser jamás bueno.

Ante la imprevisibilidad y el desconocimiento, pues es eso lo que hay alrededor de los transgénicos, pues simplemente no se sabe si son buenos o malos, ante el hecho de que son antinatura pues no pueden reproducirse (hay que comprar cada año de nuevo las semillas a Monsanto, qué casualidad), yo prefiero seguir viendo crecer las amapolas: madres, hijas, nietas, bisnietas... porqué eso es la esencia de la naturaleza, la procreación.

Y aunque el engendro no fuera Frankenstein, sino algo más cariñoso como un Pinocho, igualmente estaríamos ante algo que le crece la nariz a cada mentira que suelta, que es lo que parecen ser Monsanto y compañía, Pinochos, como las tabaqueras en los años 50 y 60.

4 Comments:

Troba said...

Ah, la ciencia prostituída....

saludos!

GINEBRA said...

Buenos días, Queiles. Pués leí ese artículo yo también y están presionando a España desde la UE para que no se cultive aquí este maíz. Los científicos dicen que los transgénicos son una solución al hambre en el mundo, pero vemos otra cosa que callan, como por ejemplo que otros cultivos no crecen al lado de ese maiz o que las amapolas no florecen...
Me encantó. Besos

Oteaba Auer said...

Se han alzado muchas voces en contra desde que se empezaron a modificar gneeticamente las plantas…Desde luego que es muy signifiativo el tema de la desaparción de las amapolas a raiz de plantar transgénicos que, por otra parrte, es de todos sabido que ante cualquier plaga, la plantación entera desaparece sin que quede el más mínimo resquicio de lo que hubo…A saber que tan malos al ser ingeridos por el ser humano….
Interesante artículo nos has traido.
Un abrazo

TCR said...

Muy buen árticulo a pesar de que no se incluye lo que afecta a la personas, he visto algun documental de Estados Unios y las alergias para morirse por haber comido transgenicos que no lo indicaban en los embases, encima eso.
salud y adelante con este tipo de información
TCR