Los Derechos de la Infancia y UNICEF

8 feb. 2009

Elsa nació en Ecuador, César nació en Perú, Yanina nació en Gaza, Leila nació en Argelia, Makule nació en Tanzania, Nehru nació en la India, Hong Ying nació en China, Antoine nació en Francia, Carmen nació en España, John nació en E.E.U.U. Diez niñ@s del mundo. Todos cumplen hoy diez años. Todos nacieron con los mismos derechos. Pero, ¿los derechos de todos serán respetados por igual? ¿todos han tenido, tienen y tendrán las mismas oportunidades?...
En este año 2009 se cumplirán 20 años de la aprobación de la Convención de los Derechos del Niño.
Seguro que has oído hablar en muchas ocasiones sobre ella, pero ¿sabes en qué consiste esta Convención? Hagamos aquí un poco de historia.
En 1959, las Naciones Unidas aprobaron una "Declaración de los Derechos del Niño" que incluía 10 principios. Pero no era suficiente para proteger los derechos de la infancia porque legalmente no tenía carácter obligatorio. Por eso en 1978, el gobierno de Polonia presentó a las Naciones Unidas la versión provisional de una Convención sobre los Derechos de los Niños. Tras diez años de negociaciones con gobiernos de todo el mundo, líderes religiosos, ONG, y otras instituciones, se logró aprobar el texto final de la "Convención sobre los Derechos del Niño", el 20 de Noviembre de 1989, cuyo cumplimiento sería obligatorio para todos los países que la ratificasen. La Convención se convirtió en Ley en 1990, después de ser firmada y aceptada por 20 países, entre ellos España. Hoy ya ha sido aceptada por casi todos los países del mundo. La Convención reconoce claramente el derecho de TODO niño y niña a un nivel de vida adecuado. En sus 54 artículos reconoce que todos los menores de 18 años tienen derecho al pleno desarrollo físico, mental y social y a expresar libremente sus opiniones. Reúne derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales para niños, niñas y jóvenes de todo el mundo.
Puedes leerla en los enlaces siguientes:
Convención sobre los Derechos del Niño, texto completo.
Convención sobre los Derechos del Niño, versión adaptada para jóvenes.
.
Está claro que es una ley y están o-bli-ga-dos a cumplirla todos los países que la han aceptado y firmado. Bien clarito lo dice en su artículo 4: "Los Estados Partes adoptarán todas las medidas administrativas, legislativas y de otra índole para dar efectividad a los derechos reconocidos en la presente Convención." ¿Por qué, entonces, no lo hacen y algunos la incumplen reiteradamente? ¿Por qué hay tantos "Estados partes" que siguen teniendo una o más asignaturas pendientes para garantizar estos derechos universales?

¿Qué es UNICEF y cuál es su objetivo?
UNICEF es la agencia de Naciones Unidas que tiene como objetivo garantizar el cumplimiento de los derechos de la infancia. En la actualidad cuenta con oficinas distribuidas por 158 países. Su misión universal es la protección de todos los niños y niñas sin distinción de raza, credo, nacionalidad o religión. La Convención sobre los Derechos del Niño es la ley fundamental sobre la que basa todo su trabajo. UNICEF intenta convertirla en una norma internacional de respeto de los derechos del niño.
Su trabajo en el terreno contempla todos los aspectos que afectan al bienestar de los niños y las niñas.
Sus cinco prioridades temáticas son: 1)Supervivencia y Desarrollo del Niño, 2)Educación Básica e Igualdad de Género, 3)El VIH/SIDA y la Infancia, 4)Protección del niño contra la violencia, la explotación y los malos tratos y 5)Promoción de políticas y asociaciones en favor de los derechos del niño.
UNICEF quiere garantizar para todos los niños y las niñas del mundo: un buen comienzo en la vida, una educación básica de calidad y un entorno seguro que les permita desarrollarse.
Para divulgar los derechos de la infancia de forma creativa y divertida, en 1998, UNICEF pidió a creadores y directores de todo el mundo que hiciesen cortos de animación de 30 segundos sobre alguno de los derechos de la Convención.
Este vídeo recoge algunos de estos cortos de dibujos animados sobre los derechos de la infancia, realizados por animadores de todo el mundo.


Sin duda, esta Organización ha desarrollado una gran labor en defensa de uno de los colectivos más vulnerable de la población mundial: la infancia. Ahora, veinte años después de la aprobación de la Convención…, queda aún mucho por hacer para lograr que en todos los países del mundo se respeten estos Derechos.

Así que ¡adelante con ese trabajo en el terreno y esa labor de divulgación!

¿Y nosotros, vosotros, tú, yo, qué podemos hacer? Dar a conocer la Convención y difundir los derechos de la infancia. Respetar los derechos de los niños y niñas de nuestro entorno y concienciar a otros para que los respeten. Denunciar los hechos que conculquen estos derechos en cualquier lugar del mundo. ...

Más información sobre Derechos de la Infancia en www.unicef.es/derechos

6 Comments:

Patricia said...

Me parece muy bien que lo difundan, una brillante idea!
besos,

Selma said...

¡Maravillosa y realista Entrada Luisa!
¡Cuánto camino queda por hacer y que pocos de estos derechos se cumplen ... por no decir ninguno, nos vienen a la mente infinidades de lugares en el mundo donde el niño es la principal víctima del no cumplimiento de estos derechos...
El vídeo está muy bien hecho y encaja perfectamente con la Entrada...

¡ENHORABUENA Luisa, Solidaria!

Muchos y cariñosos Besos!

Sara said...

Pues preciosa entrada y realista como la vida misma, como que los derechos universales están más bien para adornar a muchos paises y recordarse lo buenos y guyas que son al haber firmado estos derechos, pero en la práctica aún queda mucho pero que mucho, por hacer, creo que es a nosotros a quien compete recordar que no se está haciendo lo que se espera de tal manifiesto y que es hora ya de comenzar a llevarlo a cabo y respetarlo en su totalidad.
Abrazote

Luisa said...

Todos los niños,deberian tener los mismos derechos,por desgracia..allé donde naces o en que familia,condicionan sus derechos.

Que gran injusticia¡¡¡

Preciosa entrada..te sigo leyendo.

Besitos.

Troba said...

Si saber no es un derecho...
seguro será un izquierdo!!
Silvio

Excelente!
nó a la indiferencia!

Saludos!

LUISA M. said...

Gracias por los comentarios: oportunos, diferentes y complementarios. Y por vuestras palabras amables sobre la entrada, Patricia, Selma, Sara, Luisa y Troba.
El reconocimiento de estos derechos es universal, no así su aplicación en la práctica, que está supeditada al lugar y las condiciones donde nos toca nacer.
¿Qué podemos hacer? Difundirlos, fomentar un cambio de actitud, no quedarnos indiferentes, en definitiva, actuar de algún modo.
Besos a tod@s. Nos reencontramos por aquí o en vuestros blogs.