PASTILLAS CONTRA EL DOLOR AJENO

18 nov. 2010

Regala pastillas contra el dolor ajeno

Para qué: Para evitar que cada día mueran más de 8.000 personas por enfermedades olvidadas.

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha puesto en marcha una campaña en la que ‘recetan’ pastillas contra el dolor ajeno. Son caramelos de menta que se presentan en un envase de 6 unidades, una por cada enfermedad olvidada sobre la que quieren actuar. Puedes comprarlos en farmacias por un euro.

Los fondos de esta acción se destinarán a financiar el tratamiento de enfermedades que son olvidadas por los grandes laboratorios. Con tan sólo un euro podemos contribuir a mejorar la vida de miles de enfermos olvidados.

También puedes pedir a tu farmacia habitual que se ponga en contacto con Médicos Sin Fronteras para colaborar en la campaña. Sólo tienen que llamar al 902 151 502.

** Como siempre gracias a Médicos Sin Fronteras, que siempre están ahí y aun creen que las utopías se pueden hacer realidad, mi utopía del día a día me pide unas pastillas contra el dolor ajeno, espero que tu cuerpo tambien te las pida.

Propongo ahora que se acercan fechas de esas que nos gusta regalar cosinas y que nos las regalen, regalar pastillas contra el dolor ajeno.

Irma.-
Hoy traigo un copia y pega porque merece la pena.Adoro tu utopia Irma, mil gracias por difundir la noticia

10 Comments:

Sara said...

gRACIAS iRMA POR ESTAR AHI CADA DÍA, CADA SEGUNDO, CON TUS HERMOSAS UTOPIAS.
Estoy pensando que con esta bella acción, simple, humilde, sencilla... cuantos recursos se podrían mover, para intentar arreglar cualquier cosa que parece tan grande y lejana a nosotros, pero que es muy sencillo poner nuestro granito de arena para ir promoviendo el cambio, ese cambio tan necesario.

¡Que no decaiga el ánimo en esta estación esperanza por favor!que últimamente pàrece que estamos muy desaparecidos de estos andenes...que el mundo necesita mucha esperanza, y mucha UTOPÍA....vamos a demostrar que se puede. A artículo por semana al menos....que los tenemos para rellenar y con creces, por desgracia...
pero como decía Troba en su última entrada....a más causas insolidarias, injustas e inhumanas, tenemos que estar al pie del cañón para que palabras, sentimientos y acciones de solidaridad, justicia y humanidad sean más reales que NUNCA.

A todos los que sufren vaya mi esperanza, a todos los olvidados también.

muackkkkkkkks llenos de esperanza a tod@s.

Irma said...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Irma said...

Gracias a tí Sara, es todo un placer aportar mi pequeña utopía por esta Estación Esperanza.

Cualquier cosa que necesiteis y esté de mi mano, sabes que puedes contar con ello.

En efecto que cada día necesitamos darle más vuelta a todo este mundo y estoy convencida que entre todos podemos conseguir muchas cosinas, más de las que nos podamos imaginar.

Besines utópicos Sara y para todos los que estais detrás de este proyecto tan guapo como es Estación Esperanza, os animo a que sigais haciendo cosinas porque cala en lo más hondo, os lo aseguro.

Irma.-

Oteaba Auer said...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Oteaba Auer said...

Me pareció una magnífica iniciativa, La idea de utilizar algo tan simple como los caramelos. Además del aporte económico, potencia la empatía como medio para concienciarnos de que se puede aliviar las necesidades de otras personas con muy poco esfuerzo.

Un abrazo

Oteaba Auer said...

Me pareció una magnífica iniciativa, La idea de utilizar algo tan simple como los caramelos. Además del aporte económico, potencia la empatía como medio para concienciarnos de que se puede aliviar las necesidades de otras personas con muy poco esfuerzo.

Un abrazo

GINEBRA said...

No conocía esta iniciativa de Médicos sin Fronteras, no sólo compraré las pastillas en la farmacia, también extenderé la información a mis allegados. Gracias Sara, gracias Irma. Besos para ambas

Carmela said...

Buena iniciativa!
Me sumo al agradecimiento a médicos sin fronteras.
Es necesario sumarse a la campaña y divulgar las " pastillas contra el dolor ajeno".

LUISA M. said...

A mí también me parece una iniciativa fenomenal, una forma sencilla y original de concienciar y conseguir la colaboración de muchas personas.
La noticia me llegó por varios amigos que me enviaron los enlaces con MSF a través del correo electrónico.
¡Ojalá consigan una oleada de solidaridad y se vendan en todas las farmacias muchas de esas pastillas contra el dolor ajeno!
Sara, creo que llevas razón respecto a que tenemos que publicar con mayor frecuencia (todos los que somos redactores) entradas con temas de actualidad relacionados con la defensa de los derechos humanos, acciones solidarias...
Besos con esperanza.

Freia said...

¡Qué gran campaña la de MSF! Me siento orgullosa de colaborar con ellos desde hace tiempo.
Campaña, sencilla y eficaz. Bien poco cuesta y es una forma magnífica de obtener fondos para las campañas en África o en Centroamérica o donde quiera que sea necesario.
Y además están riquísimos. Este año, junto con cada regalo que hagamos, podríamos añadir una caja roja solidaria.

Un abrazo