Otras formas de ver el Mundo

12 ago. 2010



Desde pequeños nos han educado en la creencia de que todo lo que podemos adquirir cuesta dinero y la publicidad en las sociedades occidentalizadas,se ha encargado de fomentar esta idea. Absolutamente todo nuestro sistema económico está ideado en torno al dinero y los que carecen de él, en según que países, se ven privados de los más elementales servicios como pueden ser la sanidad o la educación, y no me estoy refiriendo a países del Tercer Mundo, sino todo lo contrario, países desarrollados.

Al margen de esta creencia o este hábito que nos han inculcado sobre el valor de lo material, hay experiencias que demuestran que se pueden adquirir cosas que necesitamos sin pagar un céntimo por ellas y que se puede viajar a casi cualquier país del Planeta de una forma diferente a la que nos tienen acostumbrados.

Me gustaría presentar aquí, en este espacio que es Estación Esperanza, dos proyectos que no son nuevos, pero que tampoco se conocen demasiado a pesar de ser muy interesantes:
El primero de ellos es el denominado Banco del Tiempo que tiene "sucursales" por varios países de la UE y de América del Norte y también en España.
En este banco, del que todos podemos ser clientes, no se paga con dinero, se hace con tiempo. Cada cuál ofrece unos servicios por horas (generalmente lo que sabe hacer o le gusta hacer) y cobra, a cambio, con otros servicios que no sabe hacer y que alguien le presta. Este tipo de iniciativas favorece el enriquecimiento personal y las relaciones sociales, además de suplir las carencias materiales de muchas personas.



La otra iniciativa denominada Campamentos Solidarios es algo más reciente, pero no menos atractiva. Estos proyectos se crean y gestionan por medio de organizaciones no gubernamentales y proponen el desarrollo sostenible de áreas muy pobres del Tercer Mundo a partir de la puesta en marcha de infraestructuras básicas con ayuda, entre otras fuentes, de turistas que quieran conocer el país de forma diferente. El viajero se hospeda en los campamentos y colabora en tareas junto con la población local allí asentada. Conoce la realidad y la problemática del entorno y hace rutas a través de una red de campamentos solidarios que se extiende por el país elegido.
Junto al equipaje personal, el turista puede llevar un "equipaje solidario" en el que se incluya material médico de primera necesidad, libros, comida no perecedera, etc...

Muchas veces ocurre que sólo creemos en lo que nos han enseñado, nos muestran o nos permiten ver; entonces desconocemos que existen otras formas de vivir que pueden ser más plenas que las que practicamos habitualmente. Estas dos formas de actuación corroboran que la imaginación es un arma valiosa, tanto o más que el dinero...

10 Comments:

::::::::::::::::::::::A-Zeta (Revista abierta a participación)::::::::::::::::::::::::::::::::: said...

Somos dinero, y punto, lo demás es hipocresía, sin dinero lo perdemos todo. Aunque hay que esforzarse por vere otras cosas..

Camino a Gaia said...

Siempre habrá quién no vea mas allá de su cuenta bancaria. Puede que solo sea alguien con dinero ...y no sea nada más. El dinero es una exigencia de nuestra sociedad, pero la vida anda con los bolsillos vacíos y aporta toda la riqueza.
Confundimos muchas veces valor y precio.

Queiles said...

Gracias Ginebra. Es cierto que estos proyectos no son muy conocidos y merece la pena darles difusión. Me alegra mucho verte por nuestra Estación otra vez. Besos

GINEBRA said...

A-Zeta, yo no creo que pensar en algo que no sea dinero sea hipocresía, al contrario. Estoy más en consonacia con la opinión de Gaia (Camino a Gaia), creo que el dinero es una exigencia de nuestra sociedad y del sistema económico imperante. Se nos educa para consumir y el dinero es una necesidad, pero hay proyectos como éstos y muchos otros que nos enseñan otra perspectiva de la vida, quizás pensemos (yo la primera) que es más incómodo, pero es cuestión de probar y seguro que nos aporta cosas que ni imaginábamos.
Saludos.

Queiles, pues yo también me alegro de "volver" a Estación Esperanza, la verdad, también de verte, por supuesto.
Te envío un beso (muuuuu grande).

casper said...

Ginebra

Tienes un bello espacio, tal lo dice el título, y transmite esperanza, te felicito.
No cabe duda de que cualquier iniciativa orientada a satisfacer necesidades por medio de intercambios solidarios, deben ser apoyadas por la sociedad toda.
Pero no se tiene que olvidar de que son acciones paliativas, meros parches a situaciones desatendidas por quienes dicen que son gobierno, y que hipócritamente prohíjan desigualdades que utilizan como herramienta política.
Entender que mientras vemos de qué manera nos salvamos entre nosotros, nos desvalijan por la puerta trasera.
Un pueblo puede ser solidario, pero no vivir de la solidaridad, sino ¿para que elegimos gobernantes, para hacer de policía?, o para administrar convenientemente los recursos que ponemos todos en sus manos.
Seguramente que no alcanzan las lágrimas para llorar al mundo, entonces traigamos de las solapas a los señores que dicen administrarnos y que rindan cuentas sin permitirles que nos sometan a la indignidad del soborno.
Creo que esta acción es la mejor de las solidaridades.

Te invito a leer “parsimonia, determinismo abúlico”
http://poemariodecasperlord.blogspot.com/

Me gustó visitarte
Un beso

Olga i Carles said...

No pensamos para nada que sólo seamos dinero...
El dinero hay que transmutarlo y transformarlo en su circuito. El es necesario, pero no lo es todo.
La iniciativa ofrecida es uno de los proyectos que puede adquirir mayor fuerza en el futuro.




Gracias.

Sergio said...

Muy interesantes ambos proyectos con mucha imaginación, no sé cual será su derrotero en el tiempo, pero yo les deseo lo mejor y que prosperen y se multipliquen.

El dinero es necesario pero poco me interesa.

Un abrazo con amor

Sara said...

Que bonito llegar de vacaciones, entrar en estación esperanza, y ver que está muy viva, más viva que nunca esa esperanza que nos une , de manos de estos proyectos solidarios tan estupendos. Gracias Ginebra amiga, por hacerlos llegar al mundo....vaya de cosas que pueden hacerse sin dinero, vaya de cosas.....ni nos lo podemos imaginar.
Besines de esperanza

GINEBRA said...

Casper, creo realmente que has comentado muchas cosas interesantes. Me quedo con una frase tuya que considero esencial: "Un pueblo puede ser solidario, pero no vivir de la solidaridad"...
Este espacio no es mío, hay mucha más gente (en la sidebar están sus nicks y sus respectivos blogs que te recomiendo:)))
Se nutre también de los comentarios que aportáis, que casi siempre son muy interesantes.
Besos y esperamos verte por aquí.

Olga i Carles, debería el dinero al menos para conseguir que todas las personas vivieran dignamente, TODAS y no siempre los mismos, esa minoría que cada vez es más avara, esas multinacionales, el narcotráfico que compra gobiernos y explota y mata...
Besos

Sergio, opino lo mismo, son proyectos interesantes a los que deseo lo mejor:) Besos y gracias por venir

Sara, espero que lo hayáis pasado bien en las vacaciones... sin dinero se pueden hacer muchas cosas si se quieren y con dinero también se puede ayudar...
Besos y me alegro de que estés aquí:)))

Delirios de Muñekita CaT said...

Hola,

Estimado blogger, visité tu blog y está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs.

Y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

Espero tu Respuesta a munekitacat@gmail.com

besos

Catherine Mejia