VIOLACIONES BRUTALES EN LA REPÚBLICA DEMOCRÁTICA DEL CONGO.EL FUTURO DE LA MUJER CONGOLEÑA ESTÁ EN GRAVE PELIGRO.

13 ago. 2009




Desde siempre, he valorado ese hacer el bien a nuestros semejantes.Es uno de mis principales valores en la vida, y mi "modus vivendi". Debe ser bien triste, elegir como destino amargar la vida a nuestros semejantes.

Por EVE ENSLER para la revista Glamour
En el Congo, el ginecólogo DENIS MUKWEGE, cura el maltrecho cuerpo y las almas doloridas de estas mujeres brutalmente violadas: Este artículo lo he leido este verano en la playa, en la revista Glamour, e inmediatamente de leerlo le di gracias a Dios por mi vida, y en la misma medida, le pedí porque Ésto deje de pasar ya, ésto y tantas y tantas salvajadas propias de los humanos.
Quiero al mismo tiempo, hacerle un homenaje a este hombre que si AMA A LAS MUJERES y a los SERES HUMANOS, no olvideis su nombre DENIS MUKWEGE, que hace que en medio del horror sea posible encontrar algo de ESPERANZA

Este médico nos cuenta que las historias de Alfonsine y Nadine, son las peores que ha visto nunca.Pero hay muchas más...terribles.

Alfonsine: Estaba sola y un soldado la siguió, la obligó a tumbarse y cogió su rifle y la disparó dentro de la vagina. Este ginecólogo nunca había visto tanta destrucción: su colon, su vejiga, su vagina, su recto, la operó seis veces y pasó con ella su agonía, en ella no ve amargura ni deseo de venganza, ella cuenta con orgullo que está estudiando para ser enfermera.

Nadine Es de un pueblo donde hay mucha inseguridad y en la noche se encondían en el monte, una noche los soldados les encontaron, eran 50 mujeres. Nadine estaba con sus tres hijos y su hermano al que le dijeron que tuviera sexo con ella, él se negó, le cortaron la cabeza y a ella le obligaron a beber la orina de su hermano, mataron a sus hijos y la violaron UNO TRAS OTRO lo que le provocó el desgarro del ano y la vagina, sólo sobrevivió ella, un hombre la encontró y la llevó al hospital de Panzi donde trabaja DENIS.

En Bukavu todo el mundo le conoce, es valiente en sus actos y también en sus palabras."Cuando se viola a una mujer, se destroza su vida" ni siquiera los animales hacen algo así.

Muchos soldados trabajan en las reservas de gorilas para su protección y en cambio no ven esa misma necesidad de protección a las mujeres.
Aún siendo una zona extremadamente fértil casi el total de su población vive con menos de un dólar al día, casi un tercio de la gente se muere de hambre y la violación se ha usado como herramienta de guerra.

4 Comments:

Sara said...

Enlazando mi post con el de Abriles decir que estas violaciones se producen delante de las familias, muchos maridos ya no han vuelto a tener estabilidad emocional y los NIÑOS QUEDAN EN PEORES CONDICIONES

Cada día me pregunto cómo podemos levantarnos día a día en el primer mundo?????? siendo conocedores de lo que está pasando...a mi cada día me cuesta más todo ésto.
Un abrazote a tod@s los que aún mantenemos ESPERANZA; aunque no se hasta cuando habrá que cambiar la ESPERANZA por otras cosas.

GINEBRA said...

En El País leí sobre este ginecólogo y hace poco ví un reportaje sobre este tema en Crónicas, un programa de la 2 cadena.
Brutal, irracional, injusto, yo que sé que calificativo emplear, Sara. Pero siempre hay gente para sanar el dolor de otros como Mukwege, por cierto, ¿no fundó una ONG para recoger y "recuperar" física y moralmente a estas mujeres, las cuales incluso después de ser violadas por estos brutales verdugos han sido repudiadas por sus propias familias?. Me suena que sí, que su ONG además fíjate en el nombre: "LA ESPERANZA DE LA VIDA", así se llama...
Besos

Queiles said...

Lo trágico no es solo esta situación; sino el hecho de que sea punta de iceberg. horroriza pensar que esto es muestra de lo que ocurre en muchos lugares de nuestro mundo, pues por desgracia, los paises en los que se defiende a los niños y a la mujer son una minoria.
Ciertamente esto no puede ser solo esperanza; tiene que deriyar en Esperanza activa y renovadora.

RECOMENZAR said...

felicitaciones a todos los que forman parte de este blog